ANPDH

ASOCIACIÓN NICARAGÜENSE PRO-DERECHOS HUMANOS (ANPDH) – NICARAGUA

Ascienden a policías que participaron en matanza de Masaya

La vicedictadora Rosario Murillo, mediante su alocución del medio día de ayer anunció que los oficiales de la Policía que participaron en la matanza de este fin de semana donde murieron tres civiles y dos uniformados, serán ascendidos con una “medalla al valor”.

La funcionaria gubernamental vinculada con crímenes de lesa humanidad y sancionada por países como Canadá y Estados Unidos, también mencionó el ascenso póstumo de los dos policías que murieron en este enfrentamiento.

“Además del ascenso y el reconocimiento póstumo a nuestros Hermanos Luis Alexander Mendieta Alemán y Carlos Alberto Suce Ruiz, también fueron ascendidos o recibieron grados policiales todos los hermanos que participaron en la desarticulación de la agrupación delincuencial conocida como “Chabelo”, en el departamento de Masaya”, mencionó la vicedictadora Murillo.

La Policía mantiene un conflicto en contra de los nicaragüenses opositores al régimen. Foto/LaPrensa

A pesar de estas declaraciones donde acusa a José Ugarte de ser miembro de una banda delincuencial, los familiares de este dijeron al medio de comunicación Artículo 66, que Ugarte y las otras personas asesinadas por la policía no poseían antecedentes penales y que formaba parte de las estructuras de protesta y lucha en contra del régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Murillo dijo en los medios oficialistas que al menos 35 policías se encuentran en el hospital Carlos Roberto Huembes, que supuestamente fueron heridos por lo que ella denomina “banda delincuencial”.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, desde el estallido social del año 2018 han emprendido una campaña para deslegitimizar y criminalizar las protestas o cualquier surgimiento de liderazgo, según los informes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, CIDH.

Solo en las últimas semanas se ha arreciado la represión en Nicaragua, los encarcelamientos, amenazas y hostigamiento aumentan de manera exponencial en el país que lleva más de un año reclamando sus derechos.

A %d blogueros les gusta esto: