ANPDH

Cardenal Brenes valora visita a Masaya, pero tiene miedo

El alto jerarca de la Iglesia Católica en Nicaragua, Cardenal Leopoldo Brenes, dijo ayer que están “valorando” la visita a la ciudad de Masaya donde se encuentran secuestrados familiares de presos políticos, el sacerdote Edwin Romám, la defensora Yonarqui Martínez y el periodista Marlon Powell. Sin embargo, las agresiones que sufrieron los obispos en Diriamba el año pasado, es uno de los obstáculos que limitan al monseñor Brenes.

“Estamos valorando porque tenemos las experiencias que tuvimos en Diriamba y luego en Jinotepe, estamos valorando cuan positivo es”, dijo el prelado nicaragüense.

El pasado 09 de julio del 2018, un grupo de sacerdotes que viajó hasta esa ciudad para evitar más ataques por parte de paramilitares de Ortega, al llegar a Diriamba, las turbas sandinistas agredieron a sacerdotes, defensores de derechos humanos, periodistas y manifestantes que se encontraban dentro de la parroquia de esa ciudad.

Parroquia San Juan Bautista de Masaya asediada por fanáticos de ortega. Foto/Confidencial

El obispo Brenes, también se refirió a las agresiones y ataques que vivió la iglesia San Juan Bautista de Masaya la tarde de ayer cuando varios fanáticos intentaron entrar a la fuerza para impedir que se realizara la misa de reparación.

“Nosotros hicimos esta jornada de oración sin distingo de colores políticos o sociales, mas bien que todos nosotros como católicos y muchos cristianos se iban a unir para que podamos ir construyendo un ambiente de paz, un ambiente de esperanza y el día de mañana podamos entrar al diálogo”, dijo Brenes a varios medios de comunicación católicos.

A su vez negó haber tenido una comunicación con la dictadora Rosario Murillo y el caudillista Daniel Ortega y confirmó que la Iglesia Católica está siendo atacada por fuerzas del régimen sandinista.

A %d blogueros les gusta esto: