ANPDH

ASOCIACIÓN NICARAGÜENSE PRO-DERECHOS HUMANOS (ANPDH) – NICARAGUA

Amaya Coppens fue golpeada en el “nuevo chipote” tras denunciar tratos inhumanos

La rea política, Amaya Coppens fue fuertemente golpeada por custodios del “nuevo chipote” en Managua tras denunciar por medio de su padre, Federico Coppens que las condiciones carcelarias son “asimilables a torturas” ya que pasa de manera permanente encendida la luz de las celdas, negación de proporcionarle alimentos y en muchos de los casos les ensucian o revuelven la comida, según lo que indica su padre.

“A la Amaya no le han pasado su medicamento para la presión. Vejámenes diarios por todo, entonces, estamos muy indignados, vamos a esperar que todos los familiares salgan de la visita para hacer un consolidado y denunciar esas condiciones de trato degradante y realmente de torturas”, dijo Federico Coppens.

Estas declaraciones fueron suficientes para que los custodios del “nuevo chipote” propinaran una golpiza en contra de Amaya Coppens, que fue detenida el 14 de noviembre cuando viajaba a Masaya a dejar agua al padre Román y a los familiares de reos políticos que se encontraban en huelga de hambre.

Ortega ha detenido a opositores, criminalizando la protesta que es un derecho constitucional en el país.

“Hoy en la mañana yo encontré a la Amaya (Coppens) en un semblante que no me gusta, no la vi bien”, refirió Tamara Zamora, madre de la rea política.

Zamora aduce que un oficial agresivamente la agarró del cuello y le dejó marcada la mano en esta zona.

“Amaya estaba pidiendo su medicamento, (ella) estaba pidiendo su medicamento (porque) mal, ante este hecho violento, tengo temor que se le haya disparado aún más la presión”, enfatizó Tamara Zamora.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantiene en la cárcel a más de 150 activistas y defensores de derechos humanos, de esta manera criminaliza la protesta y busca reducir cualquier incidencia política en Nicaragua.

A %d blogueros les gusta esto: